“Somos como las comadronas de las ideas”

Stefan Ilijevic. Las comadronas de las ideas.

Hace unos días, el periódico El Mundo publicó un artículo donde Stefan Ilijevic, responsable de Predesarrollo, Patentes e Innovación del Centro Técnico de SEAT, fue el protagonista. En el artículo deja claro que la innovación es una constante en SEAT y que la formación de nuevos profesionales es una práctica fundamental en la empresa.

Lleva seis años gestionando la innovación de una marca conocida por todos: SEAT. Sin embargo, al principio la suya fue una actividad más solitaria de lo que es ahora, cuando ya tiene un equipo de diez personas a su cargo para crear un cambio transversal. «Lo que no necesitamos son procesos de innovación sino cultura», afirma el responsable de Predesarrollo, Patentes, Innovación y Relaciones Universitarias del Centro Técnico de SEAT, Stefan Ilijevic, convencido de que la firma catalana está ya instaurada en este camino y de que un departamento como el suyo es necesario porque «con la rutina del día a día podríamos olvidarnos de innovar».

Sin embargo, para Ilijevic «la innovación no empieza en la integración de la tecnología en la serie». Antes, hay orientación, idea y la fase donde el alemán entra en acción, predesarrollo. «Ayudamos a madurar tecnologías o modelos de negocio que todavía necesitan una vuelta para decidir si entran en la serie o no», apunta. ¿Su misión? Que cuando algo llegue a la fase de producción lo haga con garantías. Se trata de maximizar la eficiencia y, claro, de recortar gastos.

Porque en una época complicada para la automoción –el español se ha convertido en el segundo mercado de la compañía tras el alemán por la caída de ventas de los últimos años– de lo que se trata es de innovar a múltiples escalas. Por ejemplo, en los procesos. «El año pasado se hicieron 55.000 simulaciones», dice en referencia a uno de los avances que más costes ahorra y que ha conseguido acortar también el tiempo que tardan los coches en llegar al mercado, de cinco años a tres.

Entre sus tareas está la difusión del modelo de innovación de SEAT, como hizo recientemente en los desayunos de Acc1ó, la organización de workshops o el acompañamiento a las mentes más creativas de la empresa. «Somos como las comadronas de las ideas», dice, contento con la respuesta de los empleados ante el apoyo de su departamento. En palabras de Ilijevic, «cuando les das confianza y reconocimiento ves que se van haciendo cada vez más autónomos».

Sobre su mesa hubo, en 2012, 182 registros entre patentes, utility y modelos diseñados. Y ahora, ¿a qué se enfrenta el equipo de innovación? «Tenemos retos globales como la reducción de las emisiones, la conducción asistida y, sobre todo, la conectividad y el uso eficiente del tiempo del usuario dentro del vehículo». Porque Ilijevic reconoce que el futuro de las marcas automovilísticas es, precisamente, un cambio profundo en el modelo de negocio para «pasar de ser un fabricante de coches a un proveedor de movilidad».

Y es que si a algo deben estar atentos desde el Centro Técnico es a lo que piden los conductores. «Es el cliente quien debe definir el producto y no el ingeniero», insiste Ilijevic, quien aprecia también los nuevos canales sociales que se han ido abriendo para acercarse más a ellos.

Ahora, su organización vira hacia un modelo donde la innovación se respire en cualquier departamento y que surja, también, del partenariado con agentes estratégicos. Hace poco que Relaciones Universitarias es una pata más de su departamento. «En la formación está la esencia del éxito», asevera. Por ello, no es de extrañar que el Centro Técnico tenga su vista puesta constantemente en el talento universitario que les rodea para conseguir, juntos, que las tecnologías maduren a tiempo.

Ilijevic se muestra especialmente orgulloso de la colaboración con la Universitat Politècnica de Catalunya, con la que comparte una cátedra para formar a estudiantes en cuestiones de materiales, carrocería o electrónica. Pero queda mucho por recorrer. «No te voy a mentir: si vemos lo que hace Volkswagen -SEAT es parte del grupo- con los institutos alemanes vemos que en España falta algo», confiesa. Y no, no son sólo los recursos económicos. Por ello, adelanta que SEAT estudia ya cómo fomentar la internacionalización de los estudiantes dentro del grupo. Es sólo cuestión de tiempo para una marca que quiere ser potente a nivel global.

Fuente artículo: El Mundo

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro Sitio Web. Si continúa navegando, Usted estará aceptando su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración del navegador, en nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies